external-content.duckduckgo.com

Declaración Ramalc (Red Antimilitarista de América Latina y el Caribe) sobre la protesta social en Chile

Las alzas sostenidas en el costo de la vida de la gente que viven en Chile provocaron la muy justa protesta de esos pueblos, desde hace ya más de una semana. La intensidad de esas protestas fue aumentando, mayoritariamente en el marco de la noviolencia y la acción directa. La respuesta del gobierno chileno fue siempre represiva por una parte y, por otra parte, construyendo la militarización de la represión mediante medidas que exacerbaron el conflicto, tal como la decisión de cerrar dos líneas del Metro de Santiago el día viernes 18 recién pasado, en pleno horario laboral. Esto provocó la indignación masiva de la población santiaguina y que se sumara activamente a la protesta, apoyando a lxs estudiantes secundarixs, quienes la habían iniciado.

Ante esta situación desde la Red Antimilitarista de América Latina y el Caribe, decimos que

– Apoyamos cariñosamente la protesta de los pueblos chilenos contra las políticas neoliberales que incrementan el costo de la vida para las más y generan ganancia y lucro para los menos, como muestran los fraudes en las fuerzas armadas y policías, la evasión de impuestos en la clase política y las colusiones y fraudes empresariales.

-Apoyamos la prioridad que la protesta en Chile ha dado a la acción directa, a la noviolencia y a la desobediencia civil lo que ha permitido que estas manifestaciones sean masivas, participativas y posibles para la mayoría del pueblo

-Rechazamos la respuesta represiva y militarizadora que el gobierno como la mayoría de la clase política han dado y/o respaldado ante un conflicto social que expresa demandas, vivencias y realidades profundas de sufrimiento y hartazgo

-El conflicto debe desmilitarizarse para quitarle letalidad. El cese inmediato del estado de emergencia y el toque de queda que afecta a algunas ciudades del país, el repliegue de las fuerzas armadas a sus cuarteles, que sean civiles quienes estén a cargo de la situación y medidas para el diálogo social son indispensables para pasar de la militarización del conflicto a una resolución respetuosa, digna y no letal

-Creemos que la intervención e investigación de los atropellos policiales y militares a los derechos humanos en su escalada represiva a la justa protesta en Chile deben ser hecha tanto a nivel nacional como internacional, partiendo del cese inmediato de estos atropellos

– Creemos que la respuesta al conflicto social que se vive en Chile debe estar centrado en la escucha a las demandas y cansancio social y popular, una escucha atenta y respetuosa, desprejuiciada.

 

Estamos atentas desde todo el territorio de Latinoamérica y el Caribe

 

Ramalc 20 de octubre de 2019