No más armas para Latinoamérica

Declaración regional por el Día Mundial de Acción Contra el Gasto Militar

El 15 de abril se celebrará el Día Mundial Contra el Gasto Militar, iniciativa coordinada por la Oficina Internacional de la Paz (IPB por sus siglas en inglés). Las organizaciones por la paz en Latinoamérica, provenientes de distintas y diversas historias y culturas, con una larga trayectoria de apuesta por la resolución noviolenta de los conflictos, nos sumamos a este día y decimos No más armas para Latinoamérica.

El gasto militar sigue siendo una de las grandes falencias de las democracias en Latinoamérica. Aunque por muchos años a nivel regional no se han vivido conflictos armados entre países, el gasto militar ha mantenido una curva ascendente. La justificación de este gasto militar tiene que ver con el concepto de disuasión militar: los países armados previenen ser atacados militarmente y por lo tanto previenen la necesidad de usar tales armas. Esta justificación cada vez tiene menos razón de ser, ya que la cooperación regional es cada vez más importante. Alianzas como el UNASUR confirman la interdependencia entre los países, especialmente en términos económicos. El megaproyecto IIRSA (Integración de Infraestructura Regional de Sur América), con sus nefastas consecuencias para las comunidades y el medioambiente, es otro ejemplo de esta integración, que confirma que América Latina está muy lejos de la posibilidad de conflictos armados entre países en la región. Seguir leyendo No más armas para Latinoamérica

Resistencia y noviolencia frente al golpe militar en Paraguay

Declaración de la Internacional de Resistentes a la Guerra

La Internacional de Resistentes a la Guerra (IRG), red de 83 organizaciones, de 42 países, que han suscrito desde 1921 su declaración de principios, “La guerra es un crimen contra la humanidad. Por ello me comprometo a no apoyar ningún tipo de guerra, y a luchar por la eliminación de todas sus causas”, reunidos en la ciudad de Bilbao, País Vasco, con motivo de su Consejo Anual 2012, realizamos la siguiente declaración:

1.- Objetamos la perjudicial influencia de las Fuerzas Armadas y sus antivalores en las sociedades latinoamericanas, la cual ha servido para legitimar y mantener las desigualdades e injusticias presentes en cada uno de sus países;

Seguir leyendo Resistencia y noviolencia frente al golpe militar en Paraguay

Movimiento estudiantil y social en Chile: Educación de calidad para todos y todas…¡ahora!

Dan Contreras

Para comprender el movimiento por la educación de estos últimos años, pero radicalizada en estos últimos seis meses, debemos referirnos al origen del problema: la privatización y la relación precio/calidad en la educación a partir del golpe de Estado de 1973, es decir, mientras más se pague, mejor calidad de educación se recibe. La toma del poder violenta y anti-democrática, reemplazó un modelo económico de fuerte intervención estatal en cuanto a la fiscalización e inversión en educación, a un modelo que jibarizó el Estado en su toma de decisiones y fomentó la privatización de las universidades estatales junto con el aumento de centros educacionales privados.

Seguir leyendo Movimiento estudiantil y social en Chile: Educación de calidad para todos y todas…¡ahora!

Antimilitaristas de América latina rechazan el golpe de Estado en Honduras y exigen desarme y reducción del gasto militar

Nosotros y nosotras, antimilitaristas de diferentes países de América latina, con el apoyo de la red mundial Internacional de Resistentes a la Guerra (WRI-IRG), rechazamos y condenamos el golpe de Estado realizado por las fuerzas armadas hondureñas, especialmente cuando la represión castrense favorece a un sector político en los conflictos civiles, así como a toda forma de represión y atropellos de las libertades de expresión y de reunión que están ocurriendo actualmente en el país centroamericano. Estamos en contra del uso de la intervención militar para solucionar conflictos en la sociedad. No nos agrada y no nos quedaremos quietos ante esta nueva intervención militar en la vida del pueblo hondureño. Por nuestra historia latinoamericana y caribeña sabemos a donde va a parar este militarismo auspiciado por civiles: los civiles serán desplazados del poder por la muerte, la tortura y la desaparición forzada de personas serán un nuevo y fatal cotidiano, promoviendo políticas en contra de la justicia social y la libertad de mujeres, hombres y niños.

Como objetores y objetoras de conciencia hemos sostenido que para prevenir nuevas y dolorosas intervenciones militares es necesaria una acción de desarme regional firme y consistente, con el fin de promover la paz y seguridad para nuestros pueblos. Una acción de desarme regional que considere fundamentalmente la eliminación del gasto militar, de las academias militares y las fuerzas armadas de la región, al mismo tiempo que se invierta decididamente en opciones noviolentas de solución de conflictos y en procesos educativos no militaristas, en el amplio sentido de la palabra. Asimismo, en la articulación de los movimientos sociales autónomos para revertir la pobreza y todas las miserias que afectan a nuestros pueblos.

Seguir leyendo Antimilitaristas de América latina rechazan el golpe de Estado en Honduras y exigen desarme y reducción del gasto militar

No queremos otra guerra más

Nosotras/os, objetoras y objetores de conciencia y antimilitaristas del Ecuador, Colombia, Venezuela, y toda América Latina y el Caribe, unidos, nos negamos rotundamente a una escalada bélica que desemboque en una guerra que, nuevamente, nos intente dividir. Ya bastante tenemos con el hambre, la corrupción, el militarismo exacerbado, el impúdico gasto militar, la inseguridad ciudadana, el continuo bofeteo a los derechos humanos por parte de nuestros gobernantes, para que nos quieran regalar un conflicto armado más.

Una guerra sólo fortalecerá los respectivos nacionalismos de los países en conflicto, aumentando la xenofobia instalada en nuestros países. Fortalecerá a las Fuerzas Armadas, que encontrarán otra razón para incrementar sus presupuestos y servirá para esconder aún más los problemas que nos aquejan como pueblos latinoamericanos y del Caribe: la explotación sin control de nuestros recursos, los altísimos niveles de desempleo, la discriminación y violencia de género, la corrupción y las mafias del poder, las comunidades desplazadas por conflictos bélicos o por monocultivos agrícolas y forestales, el racismo y la discriminación por clase, etc. Nada eso se solucionará por la guerra. Al contrario, significará que esos problemas aumentarán como han aumentado en cada dictadura y guerra civil. Seguir leyendo No queremos otra guerra más