Entrevista en UMFM la emisora de la Universidad de Manizales

Entrevista a Paola Castaño sobre la Antología Poética antimilitarista en tiempos de pandemia, convocada por la Ramalc.

En ella se habla de antimilitarismo y poesía, sobre poesía en tiempos de pandemia y algo sobre la Red Antimilitarista de América Latina y se leen un par de poemas

Sacamos a los milicos de la plaza

WhatsApp Image 2020-08-04 at 7.10.38 PM

Después de cerca de cuatro meses y medio de cuarentena, el viernes 31 de julio a las 20:00 lxs vecinxs de Ñuñoa (Santiago de Chile) volvimos a la calle a protestar. Durante la cuarentena se desarrollaron varios cacerolazos, pero sin la oportunidad de salir a la calle. Ese día nos manifestamos en el marco de la cuenta pública del presidente Piñera, bajo la consigna “el pueblo pasa la cuenta”. Una larga cuenta, por cierto. Durante el levantamiento social iniciado en octubre de 2019: decenas de muertxs, cientos de heridxs, miles de presxs. Durante la pandemia: gente sin trabajo, con hambre, con medidas inadecuadas para los cuidados requeridos por las circunstancias, toque de queda injustificado y mucha represión frente a cualquier manifestación de descontento.

WhatsApp Image 2020-08-04 at 7.10.05 PM

Ese día llegamos cientos de personas a la Plaza Ñuñoa con nuestras cacerolas, al igual que en muchas partes del país. Estuvimos manifestándonos cerca de una hora cuando vimos llegar un camión militar del cual se bajaron una decena de efectivos. Algunxs de nosotrxs nos acercamos inmediatamente a filmarlos con nuestros teléfonos, quizás como una respuesta aprendida para resistir a la prepotencia y dejar registro de los hechos y así poder denunciarlos. Al mismo tiempo, les gritábamos que se fueran, mientras algunxs los increpaban más duramente, “asesinos”, “cobardes”, “traidores”.

WhatsApp Image 2020-08-04 at 7.10.19 PM

La verdad es que pese a llevar mascarillas, sus ojos transmitían desconcierto. Quizás pensaban que íbamos a arrancar, pero sucedió todo lo contrario. Frente a nuestro modo de actuar, comienza a avanzar y a decirnos que nos retiráramos, frente a lo cual llegó más el resto de la gente que estaba en la Plaza a sumarse a los gritos. Una vecina llegó con un parlante que tocaba El Pueblo Unido, por lo cual nos pusimos a cantar con los puños en alto y dejamos de retroceder. Los militares también se detuvieron y después de unos minutos comenzaron a retroceder hacia el camión en el que habían llegado y emprendieron la retirada, siendo seguidos e increpados por varixs manifestantes, mientras el resto volvía a ocupar la Plaza y a tocar las cacerolas.

No hubo mucha ocasión de conversar entre quienes estábamos en la plaza, ya que seguimos manifestándonos y el uso de mascarillas y el respeto al distanciamiento físico no ayudaba a la comunicación, pero creo que todxs nos quedamos con una sensación de satisfacción y orgullo. Nos resistimos a la prepotencia militar y actuando juntxs con convicción y valor espontaneo logramos que se fueran de nuestra Plaza, la que por tanto tiempo hemos ocupado para manifestarnos y que hemos vuelto a recuperar como uno de los espacios importante de la protesta ciudadana. Hemos tenido meses muy duros, pero esa fue una linda jornada.

Desde Ñuñoa, Santiago, Chile, Roberto Fernández Droguett

La violencia del estado contra el pueblo mapuche

La toma de las municipalidades por parte de comunidades mapuche es una acción directa noviolenta porque:

   -se hizo sin violencia alguna

   -su propósito era conseguir algo que la ley otorga pero el sistema judicial racista chileno niega: que el Machi Celestino (y otrxs PPM) hagan prisión domiciliaria en atención a que es un líder espiritual que cumple funciones hacia la comunidad, un objetivo de derechos humanos.

   -el propósito era aumentar la visibiidad de la demanda llevando el conflicto de manera noviolenta a otros ámbitos del Walmapu.

   -no sé impidió la salida de ningún funcionario municipal ni se dañó la infraestructura.

   -el accionar noviolento queda reafirmado por ser una acción llevada a cabo por familias, con hijos e hijas incluidas.

Como acción noviolenta la respuesta policial debía ser proporcional y fue todo lo contrario: la policía (carabineros) y la fiscalía chilena produjeron y auspiciaron la violencia, impulsada desde el gobierno (ministerio del interior) y justificada por la elite económica (ver declaraciones de Luksic). El siguiente paso en este camino institucional de violencia es asegurar la impunidad para la turba racista que violentó a las personas mapuche y a sus pertenencias (quema de camionetas frente a la muni de Curacautín) y que la prensa siga confundiendo a la gente diciendo que hay violencia “de ambos lados”, en el afán político de polarizar al país, queriendo hacer creer que hay un 50 y 50%. Eso es lo que se construye.

En este caso, claramente, la violencia viene del Estado y sus secuaces contra manifestantes que, independiente de lo que piensen del tema, hacían una acción directa noviolenta. Digo “en este caso” solo por no decir “en todos los casos, siempre”. Violencia física, violencia cultural racista.

Pelao Carvallo
2 agosto 2020

Intervención y show militaristas afectan a comunidades indígenas en Brasil

Es la respuesta estatal a pedido de socorro contra la COVID-19 en el Mato Grosso

Helicópteros de guerra, ambulancias militares, camiones con 24 soldados arriba y 2 bases móviles invaden aldeas indígenas Xavante desde el martes 27 de julio, afectando a habitantes de 8 territorios en el Este de Mato Grosso (Brasil)- Los Xavante, como son conocidos, o Awê Uptabi, como prefieren llamarse -hablantes de lengua del tronco lingüístico macro Jê-, son la población indígena más numerosa del estado y una de las más grandes del país (23 mil personas). Son uno de los pueblos más afectados por la Covid-19, con la tasa de mortalidad más alta en relación a la población total (0,2%). A diferencia de la población brasilera que hasta el momento tiene una tasa de letalidad de 3,5%, y de los indígenas en general que lamentablemente presentan una de más de 7%, los Xavante alarman con una de 12%. Las comunidades Xavante tienen un gran temor por el exagerado espectáculo militar, reiteran que su reivindicación es de atención en el tema de salud y por la construcción de hospitales de campaña cercanos a sus comunidades, aún reclaman que no fueron consultados sobre este operativo militar que se prevé continuará hasta el 15 de agosto.

La llamada “Operación Xavante” se realiza desde anteayer en el Mato Grosso brasileño con el pretexto de atender al pueblo Xavante. Se trata de una campaña militar acompañada de personal de salud. Al menos 7 aldeas indígenas Xavante de la zona de Campinápolis y Sao Marcos reciben esta incursión con despliegue diurno y nocturno. La operación Xavante está coordinada por el Ministerio de Defensa y la participación del Ministerio de Salud y la Sesai – Secretaría Especial de Salud Indígena. El personal y las inversiones materiales militarizadas del gobierno son, en sí mismos, insuficientes en vista de los números Xavante. Las aldeas xavantes son aproximadamente 300. Hay 337 infectados por coronavirus (1,5% de la población xavante), y 47 muertos – 0,2% de toda la población, una tasa altísima, y con elevadísima letalidad: 14%. 66% de los Xavante son afectados por el síndrome metabólico, lo que aumenta el riesgo de muerte por COVID-19. El cacique Domingos Mãhörõ fue la 36ª víctima fatal y la primera un bebé de 8 meses. El único pueblo indígena que los supera en número de muertos es el Kokama, el primero a presentar casos oficiales y el que sufre hasta el momento con la situación más dramática.

Las comunidades pidieron auxilio y el gobierno les responde con una demostración de fuerza en un show militarista, cuyo resultado en el tema de la salud es cuestionable. El operativo anterior, realizado con los Yanomami, cuyos líderes tampoco fueron consultados, y lo realizado en comunidades Kayapó-Xikrin, donde no había médicos ni insumos hospitalarios, parecen haber tenido el mismo propósito. El protocolo hasta ahora incluye equipamientos de protección, tests rápidos y el transporte de grandes cantidades de cloroquina, medicación comprobadamente no eficaz y con escalofriantes efectos colaterales. Las comunidades indígenas reclaman que sus necesidades no fueron contempladas en este operativo inconsulto. Muchos líderes, como los da Terra Indígena São Marcos, ya se han manifestado colectivamente en contra el operativo. Aparte de ser el pueblo con la tasa de mortalidad más alta en comparación con los no-indígenas y hasta con otros pueblos indígenas muy afectados, los Xavante tienen que lidiar con una escalada de ataques y abusos racistas por gente de la región que los culpan como vectores del virus y proponen que los encierren o los maten.

Según el líder indÍgena Cipassé Xavante, “el Covid-19 entró en la Tierra Indígena empezando por la Tierra Indígena São Marcos, que es donde queda el municipio de Barra do Garças. Las personas tienen la costumbre de ir mucho para la ciudad, donde tienen más contacto y también el personal de la Sesai no hizo un trabajo de prevención y concientización. Sencillamente lo ignoraron y sencillamente no prepararon a nuestro pueblo, tampoco tiene la infraestructura, no proporcionaron máscaras ni alcohol en gel, todas esas cosas. Cuando el virus entró en los Xavante empezó a infectar a muchos Xavante, empezaron a morirse las personas”.

Hiparidi Toptiro, líder indígena coordinador general de la organización Xavante Wãra, vive en la Tierra Indígena Sangradouro, dónde ya han muerto 8 personas y demuestra mucha preocupación por el futuro de su pueblo. Hiparidi afirma que los datos de los infectados y muertos por el virus han sido ocultados por la Sesai a pedido del gobierno federal, diciendo que fueron únicamente 5. Esa tendencia puede observarse en todo el territorio nacional. “Somos de 8 territorios, donde han muerto más de 200 personas. La Sesai dice que son únicamente 23. Siempre están disminuyendo las cifras para no tener impacto en la opinión pública en Brasil y afuera.”

Respecto a la “Operación Xavante” Hiparidi señala que “una vez más el gobierno nos desconoce, se aprovecha de la enfermedad, se aprovecha de la inocencia, de lo que muchos no entienden. No hubo consulta libre, previa e informada como consta en el Convenio 169.” En cuanto al tema sanitario Hiparidi agrega “Dudo mucho del profesionalismo de todo eso. ¿Dónde están los profesionales que podrían venir?, ¿médicos para acompañar los casos de la gente?, pero no. Existe algo por detrás de esa venida […]. Estamos hablando que hay que evitar aglomeraciones. No estamos diciendo que es peligroso aunque estemos usando máscara? Los militares están aquí, […] estamos desconfiando que puedes que traigan cloroquina, eso es muy complicado.”

Los Xavantes sospechan que los militares están haciendo un espectáculo para demostrar que están haciendo algo ante una calamidad que requiere una dedicación más consistente por parte del poder público. Temen la distribución de cloroquina, medicamento criticado por la Organización Mundial de Salud contra COVID-19, fabricado por el propio Ejército, para dar más prensa a ese medicamento publicitado por el presidente Bolsonaro.

Detrás de las cortinas del espectáculo, las comunidades indígenas desconfían de la cloroquina como arma de genocidio: “Yo estoy seguro que el gobierno brasileño está llevando adelante ese genocídio porque… […] con eso tratan de justificar la reducción de nuestros territorios, decir que somos pocos para tanta tierra […]. La segunda parte que yo considero importante llamar la atención que el gobierno brasileño quiere fingir que nos protege con el ejército (…). Entonces la intención es acabar con todos nuestros conocimientos, esa transmisión de generación para generación va acabarse si se siguen muriendo los viejos […]. Los jóvenes se van a sentir tentados a vender las tierras para los terratenientes como ya está sucediendo, como hicieron en Estados Unidos.” dice Hiparidi Toptiro

Info: Ramalc, Red Antimilitarista de América Latina y el Caribe -Comunicación

Para apoyar a las comunidades: https://www.kickante.com.br/campanhas/protecao-vida-do-povo-xavante-na-covid-19 y https://www.captar.info/campanha/sosxavante/

CONVOCATORIA || ANTOLOGIA DE POESÍA ANTIMILI EN PANDEMIA

Poesía antimilitarista para tiempos de pandemia y militarización.
La Red Antimilitarista de Latinoamérica y el Caribe (Ramalc) invita a ser parte de la Antología de poesía antimili  para el momento de pandemia militarizada actual.

Requisitos:

-Una obra de no más de dos páginas Word por autora en verso o prosa poética. Pueden ser tanto obras nuevas como obras ya publicadas siempre y cuando cumplan con el contenido de la convocatoria

-En castellano, portugués, kréyol y cualquiera de las lenguas indígenas de la región latinoamericana y el Caribe

-Las obras se publicarán en una antología digital que se alzará en la página web de la Ramalc y que estará a libre disposición, con pedido de cita a la fuente y no uso para fines de lucro.

Recepción: Enviar la obra en Word, con pequeña presentación de la autora o autor en el correo electrónico. Enviar a los correos electrónicos tenderbearp@gmail.com y pelaocarb@gmail.com (se envía a uno con copia al otro)

Fecha última de recepción: Hasta el día 15 de agosto de 2020
[ La Antología será publicada en la última semana de agosto]

Evolución de la Educación Popular Libertaria en Latinoamérica y el Caribe

Este texto es un ejercicio de colocar por escrito una serie de procesos y experiencias a las cuales nos ha costado dar nombre, tanto por la falta de tiempo ya que quienes hacen Educación Popular Libertaria se dedican más al hacer que a ponerle nombre a las cosas como por no valorar o dar el lugar que merecen los esfuerzos que se hacen desde la autogestión y especialmente desde la autogestión educativa. Este texto es también una invitación a que otras experiencias y procesos hagan su propio aporte con sus propias palabras y una invitación a reconocernos en la Educación Popular Libertaria si así nos sentimos. Seguir leyendo Evolución de la Educación Popular Libertaria en Latinoamérica y el Caribe

COMUNICADO|| EL MOVIMIENTO ANTIMILITARISTA DE COLOMBIA RECHAZA EL INGRESO DE TROPAS ESTADOUNIDENSES

PRONUNCIAMIENTO TROPAS

Desde el Movimiento Antimilitarista de Colombia manifestamos nuestra profunda preocupación y absoluto rechazo frente a las acciones lideradas por el Gobierno de Colombia, en cabeza del Ministerio de Defensa Nacional y en articulación con el Gobierno de EE.UU, respecto de la llegada a Colombia de una brigada estadounidense de Asistencia de Fuerza de Seguridad -SFAB (por sus siglas en inglés). Seguir leyendo COMUNICADO|| EL MOVIMIENTO ANTIMILITARISTA DE COLOMBIA RECHAZA EL INGRESO DE TROPAS ESTADOUNIDENSES

VENEZUELA || Persecución a quienes trabajan por acabar las causas de las guerras

Desde la Red Antimilitarista de América Latina y el Caribe (RAMALC), manifestamos nuestra preocupación por la situación de crisis generalizada que se vive en Venezuela y expresamos un contundente rechazo a la persecución y señalamientos de los que están siendo parte las organizaciones de derechos humanos como Provea y participantes de Laboratorio de Paz. Ambas organizaciones trabajan en sintonía con principios y acciones desde la noviolencia y por un mundo sin guerras. Seguir leyendo VENEZUELA || Persecución a quienes trabajan por acabar las causas de las guerras

Objeción en ondas!

Luchas Antimilitaristas en este país de mierda!
El kolectivo antimilitarista de medellín y la colectiva la tulpa conspiran unos breves podcast sobre algunas reflexiones sobre la militarización en Colombia.
abordando temas como la Objeción selectiva, Objeción a la reserva, Servicio militar obligatorio y antimilitarismo en pandemia.

Seguir leyendo Objeción en ondas!

Red Antimilitarista de América Latina y el Caribe