La escuela tradicional como dispositivo de perpetuación del militarismo

Para que el poder tenga éxito en su función de manejar conductas, debe utilizar mecanismos como jerárquias y sanciones, como las enseñadas en la escuela.

Marcela Paz Carrasco Rodriguez y Pelao Carvallo

El Poder es el nombre que se da a una situación estratégica compleja en una sociedad dada que se ejerce a partir de innumerables puntos y  es en juego de relaciones desiguales y móviles que operan localmente, un buen ejemplo de esta relación es el caso de la escuela.

El poder debe analizarse como algo que circula es decir, como algo que sólo funciona en cadena. No podemos entonces hablar de un solo “poder” como por ejemplo “de un lado están los que tienen el poder y del otro los que no lo tienen” ya que esta oposición esconde el hecho que el poder funciona a través de mecanismos muy concretos y cercanos. Seguir leyendo La escuela tradicional como dispositivo de perpetuación del militarismo

“No todos estamos aquí: Faltan 43”: La Delegación de Ayotzinapa en Europa

A mediados de 2015, una delegación mexicana visitó varios países  europeos para hablar de la desaparición de 43 estudiantes de  Ayotzinapa, y de la campaña para conseguir que vuelvan vivos.

Cornelia Grabner

Del 16 de abril al 20 de mayo de 2015, una delegación mexicana del estado de Guerrero visitó varios países europeos. Los miembros de  dicha delegación – Don Eleucadio Ortega, Omar García y Román  Hernández – hablaron de la desaparición forzada de 43 estudiantes de la escuela para formación de profesores de Ayotzinapa, y de la  campaña que se ha llevado a cabo para conseguir que vuelvan vivos. Entre los tres representaban la visión de las familias (el hijo de Don  Eleucadio es uno de los 43 desaparecidos), de los compañeros, como  Omar García, y del Centro de Derechos Humanos Tlachinollan, representado por Román Hernández. Hubo también otras  delegaciones que viajaron por los Estados Unidos y por Sudamérica. Seguir leyendo “No todos estamos aquí: Faltan 43”: La Delegación de Ayotzinapa en Europa

Represión, persecución y criminalización de las luchas sociales en Bolivia

En Bolivia existe una relación inseparable entre el modelo económico,  los proyectos productivos y la represión, persecución y  criminalización de la protesta social.

Carmen de las Nieves, Aliaga Monroy y Angela Cristina Cuenca Sempertegui (COLECTIVO CASA)

Bolivia, es un país que al igual que el resto de los pueblos de América Latina, ha sido víctima de procesos de militarización, persecución y criminalización de los movimientos sociales, de luchadores y  activistas. Uno de los ejemplos más significativos es cuando Estados  Unidos, teniendo como cómplice a los gobiernos de turno y utilizando  como pretexto la necesidad de erradicar el narcotráfico instauró tropas de la DEA 1 en el Chapare boliviano, estas tropas reprimieron, persiguieron y maltrataron a mujeres hombres y niños  en la década de los años 90. Se les estaba permitido detener y  violentar a cualquier campesino productor de coca que sea objeto de sospecha. Seguir leyendo Represión, persecución y criminalización de las luchas sociales en Bolivia

Encrucijada civilatoria: Patriarcado, su dioses y sus guerras

El feminismo es de los pocos acercamientos reflexivos que ha  aportado hilos para hacer preguntas de otro modo.

Ximena Bedregal

Tres mil años de lo mismo mientras la espiral de violencia y riesgo se amplia. Todas sus utopías han fracasado  ¿Seguirán ciertos  feminismos pidiendo equidad en ese Olimpo?

¿Qué estamos viviendo? ¿Qué es todo esto que chorrea miedo más allá de la muerte desparramada por las Torres Gemelas y acrecentó súbitamente la certidumbre de un gran riesgo colectivo -que no se llama precisamente AlKaeda sino sistema- y la incertidumbre de futuro hasta en el último rincón del planeta? Seguir leyendo Encrucijada civilatoria: Patriarcado, su dioses y sus guerras

Acción Urgente Xochicuautla

Policías del Estado de México irrumpen en Xochicuautla

Destruyen casas y Campamento de la Paz y la Digna Resistencia

11 de abril de 2016

 

Hechos

Alrededor de 600 policías del Estado de México entran a las 10:00 am del día 11 de abril de 2016, al pueblo San Francisco Xochicuautla, Estado de México. A dicha hora, suben por la calle Buenavista, Cuauhtémoc y la iglesia en dos camiones y ocho camionetas Pick Up. Posteriormente, rodean el campamento que la comunidad instauró en julio de 2015 para defender el bosque sagrado. A las 11:30 de la mañana encapsularon el campamento mencionado, en donde se encontraban en resistencia los defensores de la tierra, Antonio Reyes, Mauricio Reyes, Lucas Hernández y Andrés Hernández, miembros del Consejo Supremo Indígena Otomí. Dos de las personas indígenas, Antonio Reyes y Lucas Hernández, pertenecen al Mecanismo Federal de Protección a Personas Defensoras. Cabe subrayar que durante esta operación Lucas Hernández fue agredido verbalmente y fue amenazado de muerte por un elemento de la Coordinación Estatal de Seguridad de identidad aún desconocida.

A las 13:00 horas, el cuerpo policiaco ingresa al lugar conocido como El Castillo, propiedad de Armando García Salazar y golpearon a la defensora Isabel Fernández García, de 64 años de edad. Ambos defensores también son miembros del Mecanismo Federal de Protección a Personas Defensoras.

Fue 4 horas después del primer incidente que arribaron a la comunidad cuatro observadores de la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Después de que el 9 de julio de 2015 el presidente Enrique Peña Nieto hubiera publicado un decreto de expropiación de 37-93-86 hectáreas pertenecientes a San Francisco Xochicuautla para la construcción de la Autopista Toluca-Naucalpan, la población consiguió una Suspensión Definitiva que ordenaba detener las obras y obligaba a las autoridades a respetar las tierras, concedido por el Juzgado V de Distrito de Procesos Penales Federales y de Amparo del Estado de México (expediente 771/2015). El Estado mexicano está también obligado a proteger a los defensores de derechos, miembros de su propio mecanismo de protección. Sin embargo, este día irrumpió impunemente en el pueblo, agredió a personas indígenas y permitió a las máquinas continuar con las obras de construcción del proyecto carretero.

 

Antecedentes

El conflicto en la comunidad de San Francisco Xochicuatla inició en 2007, cuando junto con las comunidades de Huitzizilapan y Ayotuxco, integradas en el Frente de Pueblos Indígenas en Defensa de la Madre Tierra, se opusieron a la construcción de la autopista Naucalpan-Toluca, la cual afectará 138 hectáreas de bosque perteneciente a los tres pueblos. En 2013, una Asamblea de Comuneros llevada a cabo de manera ilegal aprobó el cambio de uso de suelo en las tierras de Xochicuautla. Sin embargo, ésta se revocó en 2014 mediante un juicio de amparo. No obstante esto, los trabajos de construcción continuaron, lo que ha provocado distintos enfrentamientos en la comunidad y la detención de once compañeros en 2013 y de ocho, en 2014. A pesar de que el 9 de julio de 2015 el Ejecutivo federal publicó un decreto de expropiación  de tierras para la construcción de la autopista, el Frente de Pueblos Indígenas en Defensa de la Madre Tierra y la comunidad de San Francisco Xochicuautla continúan en digna resistencia.

 

Peticiones 

Por lo anteriormente narrado, el Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero hace el más enérgico llamado a las autoridades mexicanas para que, con fundamento en los artículos 1, 2, 6, 7 y 8 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el Convenio 160 de la Organización Internacional del Trabajo, la Convención Americana de los Derechos Humanos, así como la Ley para Protección de Personas Defensoras y Periodistas, brinde la más alta protección a la integridad, la vida y el territorio de las personas indígenas del pueblo otomí de San Francisco Xochicuautla.

 

ATENTAMENTE

 

Envíen los llamamientos a partir de este momento hasta el día 18 de abril de 2016 a:

 

Enrique Peña Nieto

Presidencia de la República

Correo-e: enrique.penanieto@presidencia.gob.mx

Tratamiento: Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos

 

Miguel Ángel Osorio Chong

Secretaría de Gobernación

Bucareli 99, col. Juárez, cp 6600, México, D.F., México

Fax: +52 55 5093 3414 (insistan)

Correo-e: secretario@segob.gob.mx

Tratamiento: Sr. Secretario

 

Eruviel Ávila Villegas

Palacio del Poder Ejecutivo, Colonia Centro,

cp 5000, Toluca, Estado de México.

Fax: +52 722 27600046

Correo-e: eruviel.avila@edomex.gob.mx

Tratamiento: Sr. Gobernador

 

Y copia a:

Organización de derechos humanos Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero

Correo-e: cdhzl.presidendia@gmail.comcdhzl.gabrielae@gmail.com

 

Envíen también copia a la representación diplomática de México acreditada en su país.

‪#‎AlertaXochicuautla‬

foto Yoco
foto Yoco

Urgente difundir.
Se aproximan contingentes de la policía a San Francisco Xochicuautla.
Llamamos a denunciar y a exigir el cese de las agresiones a nuestra comunidad indígena.
Responsabilizamos a Eruviel Ávila Villegas de la integridad físcia y moral de los habitantes de nuestra comunidad.
Consejo Supremo Indígena de San Francisco Xochicuautla.

Alerta Xochicuautla: desalojo y destrucción

xo1 xo2

imágenes de la destrucción que hizo la policía en Xochicuatla
imágenes de la destrucción que hizo la policía en Xochicuatla

Este día la policía ha desalojado el Campamento de Paz y de Digna Resistencia del Pueblo Otomi. Gente de la empresa Autovan del ‪‎Grupo Higa‬con el apoyo de los s granaderos hicieron esta ilegal intervención a favor de la tambipen ilegal instalación de Eruviel Ávila,. Los granaderos trataron en todo momento de provocar a los Otomies que se encuentran en esta área del Bosque de San Francisco Xochicuautla. La policía de la CES, sacaron las cosas de la comunidad y con impunidad y violando la suspensión definitiva otorgada en febrero de este año destruyen la casa de un compañero, el patrimonio de sus hijos y los lugares sagrados del lugar. Seguiremos informando. Fuente: Frente Juvenil Xochicuaultla.

Los cuerpos combatientes

Lino Zabala

Los disparos invadieron como el sol el lúgubre primero de febrero de  dos mil doce. Esa mañana que ahora me mira distante llegó como una muerte inadvertida. Antes de ese día no pudimos pensar que aquello  pasaría, ya que la guerra no era un imperativo para nosotros si no la calma postergada. Poco tiempo atrás no había forma de imaginarme  aquí, en este cuartel en la selva.

En la fábrica la rutina era el plato del día, en el almuerzo la  acompañábamos con frijoles, tajada frita, carne roja y arroz. Era una nutritiva comida, nos alimentaba el alma, o como decía el  médico después del examen semanal: le refuerza la hemoglobina,  camarada, nosotros los socialistas debemos tener bien rojos los glóbulos rojos. Y reía, con su risa gutural de idiota. Seguir leyendo Los cuerpos combatientes